Como si no

Voy a pensar en ti
como si aun no existieras,
transparente y puro,
amable e increíble.

Las horas pasarán
y te deslizarás en mis dedos
cual llovizna otoñal,
sagrada y fresca.

Eres mi vida ciega,
el amor que todo traspasa,
un cruce de almas
en la encrucijada.

En la hora dudosa,
volverás a crear en mí el sol,
como brisa que acaricia
la primera brizna.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *