Veloces

Nos deslizamos veloces
sobre nosotros mismos.
Acariciamos imágenes,
píxeles efímeros.
Los de cualquier desconocido,
o los nuestros.
Nos apropiamos de almas,
escudados en la distancia.
Anhelamos sonrisas
y esquivamos pesares.

Pero,
que nadie nos amargue el día.
¡Faltaría más!

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *