Equilibristas

Equilibrismos tras el telón.
No es un ensayo más,
es la vida que se retuerce
entre nuestros pies.

Día tras día, la balanza calla
injusticias del otro lado
del mundo y de la mente.
Acariciamos el suave rojo.

Todo o nada, tópicos sin fin
bajan de nuestras cañerías,
de las venas taponadas
del tiempo y sus mareas.

No seremos revolución
hasta que asesinemos
todas las dudas que oxidan
nuestro juicio y poca moral.

Todos los gritos salvarán
la paz del caos de Dios,
de sus oídos recién nacidos
a la onda de nuestras caídas.

Share Button

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.