Nana del olmo

Niño árbol, al viento méceme
En tus ramas fuertes saltaré
Y con todo mi amor regaré
Tus pies raíz al anochecer

Silba la noche tu canción
De hojas frescas y rubor
De savia roja, manantial
Guía a las lunas a tu verde rincón

Duerme tranquilo, pequeño olmo
Tu madre nube vela tu verdor
Hasta que el alba dulce resbale en tu rocío
Y el sol se columpie en tu abrazo soñador

Para Olmo, Blanca, Joan y Silvia

Share Button

Un comentario en «Nana del olmo»

  1. Qué privilegiado es Olmo que ha recibido el mejor regalo que se pueda ofrecer: belleza, emoción, sentimientos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.