Un comentario en «Decálogo del No»

  1. Y así:

    No necesito que me llenes, no quiero desbordarme.
    No te compares conmigo, nos miramos en el mismo espejo.
    No me pidas compañía si no es para jugar conmigo.
    No me pidas que te quiera a tu manera, te quiero a la mía.
    No sopeses lo que no hago sin valorar lo que ya he hecho.
    No te vuelques en mí, ¡me aplastas!
    No me des más de lo que tengas.
    No fuerces la puerta de mi corazón, entra por sus ventanas.
    Que tu felicidad dependa de la mía y tu sonrisa se agrande conmigo.
    Cuando a veces digo «no», no siempre significa basta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.